martes, 23 de diciembre de 2008

Perdidos, olvidados, regalados. Ya no sé.





Este para Bettie, que se fue a recibir nalgadas al cielo.





Te leo el tarot a cambio de que dibujés una de las cartas. Claro, porqué no. Y a cambio del presagio de un porvenir trágico, tendencias suicidas y la enfática recomendación de un tratamiento de constelaciones dibujé este tres de bastos. Por mi que se pudran las estrellas.

Mas cartas del tarot hechas por desadaptados aquí.





Volante del especial Romántico de Cólico Miserere, el mejor podcast producido integramente por moluscos interestelares telépatas.





En el invierno, mientras pegaba el culo a la estufa como me enseñó Juanita que hacían las mujeres argentinas para calentarse, leí algunos relatos de Salinger. Por unos días tuve la impresión de que toda la literatura de todos los tiempos había tenido como finalidad que ese señor escribiera este diálogo. (Publicado en Robot # 62)

Portada para Carboncito, rechazada cuando el editor se percató de la descarada intención de un servidor de hacer pasar un sólo dibujo por portada y contraportada al tiempo.
Iba a hacer parte de una serie cuya intención era hacer que quien los viera se tuviera que ir a casa a llorar, pero llegó la primavera y preferí salir a tomar el sol.



La Señorita Torre Notari, de quien puedo decir que, cuando le dan ganas, dice cosas muy graciosas.




Y bueno, nada. Feliz navidad.

6 comentarios:

rotabeauvoir dijo...

Lindos dibujos, el de la ola está bien bonito!

Te deseo lo mejor en estos días!!! pásala de fiesta en fiesta!!!

:)

Cam dijo...

Me gusta la no portada de Carboncito, ya lo había dicho.

Y quisiera ser yo quien le pegue a Bettie así.

juantasma dijo...

ah! que nota lo de 3 de bastos!

Ms. Martin Addams dijo...

happy festivus!

ernan dijo...

tengo en mi poder 3 de esos 6 dibujos...cuando te moriras de manera tragica asi adquieren algo de valor?
por ahora seguiran en la pared delante de la comuptadora intentando tapar tus rayitas tipo carcelero contando cuantos dias faltan para que olviden en medellin todas las porquerias que hiciste para que pudieses volver

Joni b dijo...

Ernán, ahora cuento los días que faltan para que en buenos aires todos olviden las porquerías que hice y pueda volver.

saludos, saludes, salud a todos.